Como prevenir y tratar las filtraciones en tu hogar

Como prevenir y evitar filtraciones

 

Las filtraciones o humedades se producen principalmente debido a la condensación causada por el contraste entre la temperatura interior y la exterior de tu hogar.

Las mismas comienzan siendo casi imperceptibles, infiltrándose a través de los materiales de nuestras paredes, techos, o armarios para manifestarse primero como pequeñas motitas negras.

Pronto, comienza a oler a yeso húmedo. La estancia se vuelve más fría. Y en el ambiente empieza a flotar las esporas de los hongos que tarde o temprano pueden causar o agravar enfermedades pulmonares, como alergias y asmas.

¿Cómo prevenir las humedades?

Lo más importante es reducir el vapor de agua en el ambiente. Ventila a diario todas las estancias y presta especial atención a toda actividad que incluya vapor o agua en tu hogar: cocinar, asearte, tender la ropa y planchar.

Una vez se han producido las manchas de humedad

Lo más importante y urgente es sanear la zona afectada: matar al hongo y hacer desaparecer las bacterias acumuladas. Para ello, limpia con agua y lejía las zonas afectadas por el moho.

Una vez limpia, toca devolver al lugar su aspecto original. Para ello, y sobre la superficie limpia y seca, pinta con una pintura antihumedad y antimoho de la que encuentres en el mercado.

Detectar y tratar a tiempo las humedades significa ahorrar mucho dinero y evitar peligros importantes para tu salud y la de tu familia.

Deja un comentario