¿Cómo limpiar el aireador o filtro de una grifería?

Cómo limpiar el aireador o filtro de una grifería

El aireador es la pieza que va en el pico de las griferías, su principal función es ahorrar agua, ya que sus discos internos limitan el flujo de agua a un caudal determinado; La mayoría de los aireadores restringen la salida de agua a un máximo de 8,3 litros por minuto.
Además le da consistencia al chorro de agua y reduce significativamente las salpicaduras en el lavamanos o lavaplatos.

Debido a las impurezas y residuos que trae el agua, estas piezas suelen taparse y degradar la calidad del flujo de agua; por esta razón es recomendable hacerle mantenimiento al menos cuatro veces al año.

Para desmontar el aireador sólo hay que cerrar el paso de agua y desenroscar (en sentido antihorario) el pico de la grifería. Si el aireador está atascado puede ayudarse con un alicate de presión, pero teniendo cuidado de no rallar la superficie cromada de la grifería. Una vez que el aireador es removido asegúrese de recordar cómo están ubicadas sus diferentes partes para facilitarle la reinstalación.

Remueva los restos de piedras y sucio que estén acumulados y limpie bien las mallas, ya que estas pueden tener óxido. Si el sucio está muy pegado puede remojarlo en vinagre blanco doméstico durante unos 15 minutos y luego quitar los residuos con un cepillo de dientes. Teniendo mucho cuidado también puede utilizar un alfiler (o un objeto similar) para destapar los discos y las mallas.

Finalmente y respetando la ubicación que tenían sus partes, proceda a armar el aireador y enrósquelo (en sentido horario).

Recuerde que hacer este mantenimiento periódicamente evita el deterioro y pérdida de su grifería!